Ir al contenido principal

Humanizar las historias salva el buen periodismo y la buena comunicación

"Humanizar las historias, contar bien las cosas y explicar el contexto, siempre desde el lugar de los hechos", es el camino para salvar el buen periodismo. Son palabras que esta semana nos ha regalado el periodista español Eduardo Suárez, en una entrevista con la Agencia Efe poco después de ganar el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo en la categoría Texto. Os invito a conocer otros casos, como el del también periodista Carlos Matallanas o el del cantante Macaco, donde la comunicación de calidad y de valor puede y debe brillar por encima de la insensible dictadura de las audiencias. Nos sirven, además, para compartirlos y que reboten en las conciencias tantísimos mensajes de esperanza y alegría que resplandecen anónimos a nuestro lado. ¿Te animas a reflexionar?



"Falta ponerse en la piel del lector"

El primer ejemplo nos lo ofrece Eduardo Suárez al contar cómo elaboró el considerado mejor reportaje del año en Iberoamérica: "La idea era ver qué impacto había tenido en la comunidad un desastre ocurrido 25 años atrás en Alaska (...) El reto era mostrar cómo estaba el pueblo después de 25 años y contar cosas complejas y abstractas, como son el petróleo y el medioambiente, para convertirlas en historias humanas (...) Se trata de humanizar los hechos, hacerlos historias y se consigue encontrando a los protagonistas (...) Hace falta ponerse en la piel del lector, que quizás no necesita saber muchas cosas nuevas, sino entender el contexto".


"Pelear sin descanso hasta el final"

El segundo ejemplo lo aporta otro compañero de profesión: "Hola, soy Carlos Matallanas y me acaban de diagnosticar ELA". Así es como se presenta este periodista de 33 años en el blog que acaba de crear: "Mi batalla contra el ELA". Entre sus provechosos comentarios, destacamos: "Una vez que pasé a formar parte de ese club de luchadores que conforman los enfermos de ELA y sus familiares, tuve muy claro que una de mis prioridades iba a ser pelear sin descanso hasta el final, no sólo por mí, sino por todos los demás, sobre todo los que vengan detrás (...) Un largo proceso donde tanto mi pareja como yo hemos podido ir replanteándonos todo, sabiendo que tocaba cambiar el chip, cambiar de vida, de objetivos, de esperanzas. Y donde yo siempre he tenido claro que lo que nunca iba a dejar de hacer es luchar".


Lucha contra el cáncer infantil

Acabamos con la tercera historia de valor, calidad y exquisitamente humana. La canción "Seguiremos", de Macaco, protagonizada por una treintena de niñas y niños de la planta de Oncología del Hospital Sant Joan de Déu, junto con familiares, profesionales y voluntarios del centro. Es un emotivo mensaje de esperanza y alegría que intenta concienciar sobre la importancia de la investigación en la lucha contra el cáncer infantil. La iniciativa surgió de Paula, una niña de 12 años que padece esa enfermedad y de inmediato contó con la máxima implicación del cantante y otros colaboradores. Esto cantan: "Di sí, seguiremos. Si dicen perdido, yo digo buscando. Si dicen no llegas, de puntillas alcanzamos. Y sí, seguiremos. Si dicen caíste, yo digo me levanto. Si dicen dormido, es mejor soñando". Aquí puedes ver ese emocionante vídeo:



¿Y nosotros? ¿Nos implicamos? ¿Qué aportamos desde el rinconcito donde vivimos? ¿Humanizamos nuestra comunicación? ¿Descubrimos el valor y la calidad que se esconden detrás de esas y otras muchas historias humanas? ¿Conoces más ejemplos? Te invito a comentar o compartir estas reflexiones. Hasta el próximo sábado, si Dios quiere... Y vuela alto.

Entradas populares de este blog

Lecciones de Bradlee sobre periodismo, denuncias y periodistas necesarios

"El fundamento del periodismo es buscar la verdad". Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee que fallecía esta semana a los 93 años. El presidente de Estados Unidos Barack Obama decía de él: "Para Benjamin Bradlee, el periodismo era más que una profesión: era un bien público vital para nuestra democracia". Otro testimonio de valor es el de Jill Abramson, que fue editora ejecutiva del "New York Times": "Era su gran fuerza de carácter y sus agallas bajo fuego lo que lo hicieron indestructible (... ) supuraba periodismo por todos los poros". Pero destacan las palabras que le dedica "The Washington Post", su periódico: "Valiente, tenaz, inolvidable". Su muerte nos ofrece como legado un periodismo objetivo, veraz, plural, honrado, valiente, responsable y humano que instauró en "The Washington Post". Adjetivos clave que hoy en día no entienden (o no quieren entender) demasiados editores, directore…

Apasionados por el Periodismo

"Digan lo que digan, pocas profesiones son tan apasionantes... Una forma de vivir, una forma de soñar, una forma de amar, una forma de luchar, una forma de esperar, una forma de servir... Marc, Javier, Ricardo, por ellos, por las buenas historias, porque donde haga falta una voz, hará falta un periodista". Es un mensaje del movimiento #celebratingjournalism que surge en el evento "Conversaciones con" que se ha desarrollado esta semana en Madrid, promovido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra con motivo del patrón de los periodistas (San Francisco de Sales). Ahí se busca "celebrar la profesión, pensar sobre ella, unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Aquí puedes ver el vídeo:

Periodismo con mayúscula: periodistas asesinados y documental sobre reporteros gráficos de guerra

Frente al periodismo frívolo, corrupto y perverso, existe el Periodismo con mayúscula. El que desarrollan a diario miles de compañeros y compañeras periodistas cuando defienden y ejercen el derecho a la información con rigor, honradez, valentía y responsabilidad. Un derecho fundamental y básico para reclamar otras libertades y para que se cumplan otros derechos esenciales del ser humano. Este es el doloroso balance que ofrece la Federación Internacional de Periodistas (FIP): en lo que llevamos de año, 32 profesionales han sido asesinados/as en todo el mundo. Afganistán, India, México, Yemen, Pakistán, Irak, Siria, Brasil, Guinea, Filipinas, Turquía y Venezuela son los países en los que se han registrado esas muertes violentas. En 2015 fueron 115 las vidas truncadas. En 2014, 135 y en 2013, 123. Aquí tienes la información actualizada.

Cuatro reflexiones sobre periodismo actual: del miedo a la dignidad

Intimidar a profesionales de los medios de comunicación, culpar a los periodistas, hablar de actitudes subversivas, un presentador que dimite "en vivo"... Comenzamos estas cuatro reflexiones sobre el periodismo actual con unas demoledoras palabras: "Resulta evidente la voluntad de intimidar la prensa. Asistimos a un verdadero proceso de criminalización del periodismo de investigación sobre actividades secretas del gobierno". Son palabras de la abogada italiana Micòl Savia, portavoz la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIJD) que ha denunciado en la ONU la intimidación, persecución y hasta encarcelamiento de periodistas y funcionarios que destapan violaciones de derechos humanos en Estados Unidos.

Periodismo, redes sociales y publicidad para comunicar esperanza y vida: tres ejemplos

¿Sabes qué se siente cuando una persona muy cercana a ti se suicida? ¿Por qué y para qué lo hizo? Esas son las preguntas. Las respuestas podrían encontrarse mirando a nuestro alrededor. Resultan engañosas tantas risas, tanto ruido, tanto "selfie", tanto "me gusta". Lo real son continuas situaciones de tristeza, de angustia, de soledad, de desesperación... Frente a ese panorama desalentador, los profesionales del periodismo, de las redes sociales o de la publicidad y el marketing cuentan con la responsabilidad de tener en sus manos herramientas eficaces y eficientes para difundir el bien y combatir el mal. Para sembrar paz y alegría. Para comunicar esperanza y vida. Mientras, el partido continúa. ¿Vamos perdiendo por goleada? Calma. Queda la segunda parte para remontar. Y lo conseguiremos. Te invito a ver 3 ejemplos excepcionales (una enfermera, una artista y un psiquiatra) que nos animarán a batallar alegre y sin rendirnos para vencer en esta guerra vital.