Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

De la cruel inocentada a un 2014 para volver a enamorarse

Radio Televisión Española pagó unos 746.000 euros a sus tertulianos en 2012 (429.493 para los de televisión y 316.786 para los de la radio). Son datos aportados por el presidente del ente público, Leopoldo González-Echenique, esta misma semana. Fuentes sindicales añaden que cada colaborador se lleva "entre 200 y 500 euros" por intervención. Eso nos recuerda cómo, hasta hace poco, bastantes comentaristas de diferentes televisiones y radios (muchos sin méritos profesionales, pero sí con padrino) todavía cobraban cifras muy superiores en bolsillo y en otras prebendas (hoteles, taxis...). Se puede decir que es una inocentada cruel, ya que ni es broma ni tiene ninguna gracia, que se suma a tantísimas locuras que hemos vivido en el ámbito de la comunicación, en los medios y en los gabinetes corporativos.

¿Un regalo? Comunica más y mejor

Ha fallecido en silencio. Sin protagonismos. Roto por el brusco adiós de su mujer y un hijo. Agotado en la batalla contra el cáncer. Con alegría y nobleza. Como el deportista que era. Como un señor. Y siempre, hasta el último momento, ayudado, escuchado, acompañado... Querido, por su segundo hijo: el periodista. Apenas han pasado unas horas y esta huella queda grabada más, si cabe, por las fiestas tan especiales que ahora revivimos. Es tiempo para preguntarse: ¿cómo comunicamos los comunicadores en familia?

Máxima libertad, máxima responsabilidad: de Moncloa a ETA

Llamamos la atención esta semana sobre 5 noticias: el sorprendente control a los periodistas que se ha inventado el Gobierno español; el durísimo informe de la profesión periodística en España; una reveladora entrevista con un catedrático de Periodismo; el mensaje humano de que medios de comunicación respetarán el dolor de unas familias ante el aniversario de una matanza y la conmovedora presentación del libro "Relatos de plomo" con la historia del terrorismo en Navarra. ¿Las analizamos brevemente?

Iguales, pero diferentes: comunicar con el corazón

¿Recuerdan la imagen de compañeras periodistas tomando notas en el suelo y rodeadas de hombres sentados en sillas? La foto fue tomada en agosto durante un acto oficial de bienvenida del nuevo ministro de Exteriores de Irán. Tan miserables condiciones de trabajo que sufren las profesionales en ese país no es un hecho aislado ni está superado. Mientras continúa la batalla por conseguir la deseada igualdad (no uniformidad), basada en el respeto, la justicia y sin revanchismos, ¿se admite que somos diferentes y complementarios? ¿Se reconoce la privilegiada comunicación que aporta una mujer con el corazón, con un lenguaje emocional que conecta más y mejor con las personas?