Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

¿Harry Potter o Voldemort? La magia (blanca o negra) de la comunicación

La comunicación es magia y, de una forma simple, podríamos decir que en demasiadas ocasiones los periodistas, comunicadores o dircom la convertimos en blanca o negra. Según la naturaleza, los métodos o los objetivos, ejercemos de Harry Potter o de Lord Voldemort. ¿Cuándo utilizamos hechizos o maleficios? Cada vez que buscamos honestamente el bien y la verdad o, en cambio, elegimos difundir una noticia sin contrastar, silenciamos otras, acusamos injustamente, manipulamos deliberadamente... Veamos algunos casos.

Los periodistas veteranos, un patrimonio para cuidar y agradecer

"Nos hemos cargado el patrimonio de todos los periodistas con experiencia", lamentaba esta semana Julia Otero, tras ser galardonada por su trayectoria en la 60 edición de los Premios Ondas. Ella, como muchísimos otros, reivindicamos desde siempre el decisivo papel que desempeñan los veteranos maestros de la Comunicación en las redacciones de los medios, en los gabinetes de Prensa o en las universidades. Un tesoro que deberíamos mimar y nunca despreciar, como por desgracia está sucediendo en demasiadas ocasiones cuando despiden o apartan a periodistas mayores de 50 años (a veces incluso de forma humillante, vejatoria), dejándonos huérfanos de sus decenios de experiencia y profesionalidad. Por tanto, mermando la calidad de las informaciones o de las enseñanzas. ¿Despertamos, agradecemos, cuidamos y aprendemos?

¿Títere de los medios? Rebélate y maneja tu propia historia

"Estás demasiado obsesionado con el fútbol, cariño, y me haces falta". A lo que él respondió indignado: "¡Qué falta, si ni si quiera te he tocado!" Leamos más allá del chiste para descubrir cómo los medios de comunicación ofrecen demasiada carne, pan y circo. Dicen que para sobrevivir. Sus directivos siguen convencidos de que el éxito es vender programas sobre asuntos de faldas o infidelidades. Igual que debates alocados acerca de absurdas rivalidades deportivas. Lo mismo que todavía aceptan difundir anuncios vinculados a la prostitución. Respaldan sus argumentos en los datos de audiencias y de ingresos por publicidad. También así justifican sus desmedidos apoyos mediáticos a determinados personajes públicos sin importarles la deontología profesional. Pero, ¿merece la pena vender nuestra dignidad, nuestra ética o libertad, por un plato de lentejas? ¿Te rebelas para dejar de ser títere?

Las mejores armas de "El Señor de los Anillos" para vencer a trolls y Sauron

Él (director de un medio de comunicación digital, ex director de un periódico y periodista galardonado) escribió públicamente sobre ella (dircom de una prestigiosa institución desde hace unos 15 años, después de haber trabajado como periodista en otros medios). Usó unos adjetivos inoportunos. Fuera de lugar. Despectivos. Irrespetuosos. Ella se sintió ofendida y mostró su disgusto con delicadeza. Sin señalarle. Él ni se disculpó. Respondió difundiendo críticas hacia la entidad que ella defiende. ¿Qué nos pasa? ¿Ojo por ojo y nos quedamos ciegos? Veamos algunas ideas extraídas de la obra "El Señor de los Anillos" para derrotar nuestro lado oscuro y el troll que llevamos dentro o muy cerca, destacando sobremanera cómo se puede reaccionar y vencer, apostando por los valores, especialmente el respeto, el esfuerzo y la unión.

La responsabilidad social de los periodistas y dircom

Creció abandonada: su padre y su madre la dejaron. ¿Qué infancia? ¿Qué juventud? A los 19 años tuvo una niña. Ahora, seis años después, con un segundo hijo de 15 meses, ella, él, ellos, son un ejemplo de supervivencia y superación diarias: demasiado tiempo ya sin luz, sin recursos económicos, sin familia, sin amigos... Solos, pero (excepcional) unidos, muy unidos. ¿Qué hacemos por ellos? ¿Qué grado de responsabilidad social tenemos los periodistas o medios de comunicación al difundir (o no y cómo) historias reales tan aleccionadoras? Incluso los dircom ¿deberíamos influir mucho más en nuestras organizaciones o empresas para que se impliquen activa y eficazmente en ayudar a miles de vidas anónimas necesitadas? Ofrecemos pistas de cómo contribuir en esta cadena humana de favores.