Ir al contenido principal

Lecciones de Bradlee sobre periodismo, denuncias y periodistas necesarios

"El fundamento del periodismo es buscar la verdad". Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee que fallecía esta semana a los 93 años. El presidente de Estados Unidos Barack Obama decía de él: "Para Benjamin Bradlee, el periodismo era más que una profesión: era un bien público vital para nuestra democracia". Otro testimonio de valor es el de Jill Abramson, que fue editora ejecutiva del "New York Times": "Era su gran fuerza de carácter y sus agallas bajo fuego lo que lo hicieron indestructible (... ) supuraba periodismo por todos los poros". Pero destacan las palabras que le dedica "The Washington Post", su periódico: "Valiente, tenaz, inolvidable". Su muerte nos ofrece como legado un periodismo objetivo, veraz, plural, honrado, valiente, responsable y humano que instauró en "The Washington Post". Adjetivos clave que hoy en día no entienden (o no quieren entender) demasiados editores, directores o periodistas. ¿Aprendemos?


Servicio y contrapoder

La investigación periodística del Watergate queda para la historia de los medios de comunicación como ejemplo de servicio a la ciudadanía y contrapoder ante los poderes públicos o privados. En el verano de 1972, Benjamin Crowninshield Bradlee amparaba y publicaba el trabajo de dos inexpertos reporteros de información local (Bob Woodward y Carl Bern-stein) sobre una operación ilegal y encubierta de espionaje en el gobierno de Estados Unidos. Las revelaciones, perfectamente contrastadas, provocaron la dimisión del presidente Richard Nixon, decisión que nunca antes se había producido en ese país. De esta manera lo recordaban los mismos protagonistas (emitido por CNN).


¿Esto sería posible hoy? Sí. De hecho, los medios de comunicación siguen destapando escándalos. Sin embargo, aún quedan ocultos demasiados. ¿Por qué? Por la comodidad, el aburguesamiento y el desánimo que inunda las redacciones; porque faltan medios humanos y materiales... Y, sobre todo, por tantísimos intereses políticos o económicos que maniatan a directores y periodistas.

Quejas en RTVE y TV3

En España, sin ir más lejos, sufrimos frecuentes casos en medios locales, regionales y de ámbito nacional. Como la queja presentada por 1.500 profesionales de RTVE ante "la utilización partidista y progubernamental de los servicios informativos". El presidente del Consejo de Informativos de TVE asegura que "es una denuncia muy clara de utilización partidista de una televisión y una web que no son del gobierno. Pertenecen a los ciudadanos que, como dice la ley, tienen derecho a una información objetiva, plural y veraz". O como la denuncia del Consejo Profesional de TV3 por la cobertura del caso Pujol que ha ofrecido esta cadena pública catalana. En el escrito, de carácter interno, lo comparan con lo que consideran exceso de tiempo que dicen se ha otorgado al proceso soberanista en que está sumida Cataluña.


"El periodista, más necesario que nunca"

Mientras tanto, la sociedad continúa necesitando buenos profesionales en los medios de comunicación, tal y como apuntaba Carmen del Riego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, en una de las ediciones de los laboratorios que organiza la APM: "Con tal sobreinformación, el periodista es más necesario que nunca" para seleccionar, explicar y "dar garantías de credibilidad" a los contenidos, pero también en la búsqueda de noticias propias con criterio periodístico, porque "no todas las fuentes están en Google". Por su parte, la vicepresidenta de la APM, Marisa Ciriza, manifestaba: "Las papeleras de los medios están llenas de noticias"; el periodista "debe ser un altavoz que filtre en el exceso de información", salvando “la multiplicidad de fuentes incontroladas, que antes se sabía de dónde venían, y la rapidez que exige hoy la información".

Reinventarse

No obstante, se palpa cierto desánimo entre estudiantes de Periodismo, según explicaba la semana pasada Fernando González Urbaneja, periodista y exdecano de la Facultad de Comunicación de la Universidad Antonio de Nebrija: "Tenemos un problema muy serio de masificación y también de blindaje. Hay que incorporar la crítica". Frente a estas posturas, rescatamos otras dos lecciones de Ben Bradlee. A pesar de su inquietud con la llegada de Internet, era capaz de reinventarse y adaptarse ante el continuo avance de las nuevas tecnologías, como muestra este spot "The Washington Post App for iPad". Igualmente, era un maestro de la conversación, como refleja este documento de especial valor histórico y periodístico: su entrevista al carismático líder Martin Luther King en 1964 y difundida por la cadena de televisión CBS. Aquí podemos ver el vídeo:


¿Y tú? ¿Qué destacarías de la trayectoria profesional de Ben Bradlee? ¿Estás de acuerdo con que muchos medios y periodistas no viven actualmente un periodismo puro? ¿Por qué? Te invito a comentar o compartir estas reflexiones. Hasta el próximo sábado, si Dios quiere... Y vuela alto.

Entradas populares de este blog

Apasionados por el Periodismo

"Digan lo que digan, pocas profesiones son tan apasionantes... Una forma de vivir, una forma de soñar, una forma de amar, una forma de luchar, una forma de esperar, una forma de servir... Marc, Javier, Ricardo, por ellos, por las buenas historias, porque donde haga falta una voz, hará falta un periodista". Es un mensaje del movimiento #celebratingjournalism que surge en el evento "Conversaciones con" que se ha desarrollado esta semana en Madrid, promovido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra con motivo del patrón de los periodistas (San Francisco de Sales). Ahí se busca "celebrar la profesión, pensar sobre ella, unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Aquí puedes ver el vídeo:

Periodismo con mayúscula: periodistas asesinados y documental sobre reporteros gráficos de guerra

Frente al periodismo frívolo, corrupto y perverso, existe el Periodismo con mayúscula. El que desarrollan a diario miles de compañeros y compañeras periodistas cuando defienden y ejercen el derecho a la información con rigor, honradez, valentía y responsabilidad. Un derecho fundamental y básico para reclamar otras libertades y para que se cumplan otros derechos esenciales del ser humano. Este es el doloroso balance que ofrece la Federación Internacional de Periodistas (FIP): en lo que llevamos de año, 32 profesionales han sido asesinados/as en todo el mundo. Afganistán, India, México, Yemen, Pakistán, Irak, Siria, Brasil, Guinea, Filipinas, Turquía y Venezuela son los países en los que se han registrado esas muertes violentas. En 2015 fueron 115 las vidas truncadas. En 2014, 135 y en 2013, 123. Aquí tienes la información actualizada.

Cuatro reflexiones sobre periodismo actual: del miedo a la dignidad

Intimidar a profesionales de los medios de comunicación, culpar a los periodistas, hablar de actitudes subversivas, un presentador que dimite "en vivo"... Comenzamos estas cuatro reflexiones sobre el periodismo actual con unas demoledoras palabras: "Resulta evidente la voluntad de intimidar la prensa. Asistimos a un verdadero proceso de criminalización del periodismo de investigación sobre actividades secretas del gobierno". Son palabras de la abogada italiana Micòl Savia, portavoz la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIJD) que ha denunciado en la ONU la intimidación, persecución y hasta encarcelamiento de periodistas y funcionarios que destapan violaciones de derechos humanos en Estados Unidos.

Periodismo, redes sociales y publicidad para comunicar esperanza y vida: tres ejemplos

¿Sabes qué se siente cuando una persona muy cercana a ti se suicida? ¿Por qué y para qué lo hizo? Esas son las preguntas. Las respuestas podrían encontrarse mirando a nuestro alrededor. Resultan engañosas tantas risas, tanto ruido, tanto "selfie", tanto "me gusta". Lo real son continuas situaciones de tristeza, de angustia, de soledad, de desesperación... Frente a ese panorama desalentador, los profesionales del periodismo, de las redes sociales o de la publicidad y el marketing cuentan con la responsabilidad de tener en sus manos herramientas eficaces y eficientes para difundir el bien y combatir el mal. Para sembrar paz y alegría. Para comunicar esperanza y vida. Mientras, el partido continúa. ¿Vamos perdiendo por goleada? Calma. Queda la segunda parte para remontar. Y lo conseguiremos. Te invito a ver 3 ejemplos excepcionales (una enfermera, una artista y un psiquiatra) que nos animarán a batallar alegre y sin rendirnos para vencer en esta guerra vital.