Ir al contenido principal

¿Publicar o no las fotos de un niño ahogado? Periodismo responsable vs. sensacionalista

#KiyiyaVuranInsanlik ("La humanidad se estrella contra la orilla") es la etiqueta que ha invadido las Redes Sociales tras un suceso que ha conmovido al mundo entero. Porque absolutamente a nadie han dejado indiferentes las fotografías de Aylan Kurdi, el niño sirio kurdo de 3 años muerto en la orilla de una playa turca cuando intentaba alcanzar las costas de una isla griega en un bote. También fallecieron su hermano de 5 años y su madre, junto a otras 8 personas más. Estremecedoras. Impactantes. Terribles. Trágicas. Tristes. Duras. Crudas. Brutales. Conmovedoras. Espantosas. Aterradoras. Escalofriantes... Pon tú los adjetivos. ¿Las habrías publicado? El debate deontológico queda abierto. Resulta evidente que esas imágenes testimonian el drama de la oleada de familias que huyen de las guerras o de la pobreza para refugiarse en Europa. El efecto ha sido inmediato, demoledor, al remover millones de conciencias. Como la tuya, como la mía y, esperemos, las de las autoridades que gobiernan el mundo. La decisión de publicarlas (sin primeros planos) obedece más a un periodismo responsable, honesto, respetuoso, valiente y de servicio a la verdad, más que a un periodismo morboso, sensacionalista, amarillo, insensato y frívolo. ¿Estás de acuerdo? ¿Reflexionamos?



















El diario británico "The Guardian" entendía que las fotografías representan "todo el horror del drama humano que está ocurriendo en las costas europeas".
Así lo justificaba igualmente "The Independent": "En medio de las palabras frecuentemente superficiales sobre la 'actual crisis migratoria' resulta muy fácil olvidar la situación desesperada que enfrentan muchos refugiados (...) Si esta extraordinariamente poderosa imagen de un niño muerto tumbado en la playa no cambia la actitud de Europa frente a los refugiados, ¿qué lo hará?".
Veamos otras voces autorizadas:
-Ricardo Roa, editor general adjunto del medio argentino Clarín: "Su muerte nos interroga desde la imagen. ¿Qué hemos hecho para que suceda esto? ¿Y qué haremos para que no siga sucediendo? La imagen que da vuelta al mundo quizás incida para quebrar la anestesia de la indiferencia".
-Mario Calabresi, director del periódico italiano "La Stampa": "¿Se puede publicar la foto de un niño muerto en la primera página de un diario? ¿De un niño que parece dormir como si fuera uno de nuestros hijos o nietos? Hasta ahora mi respuesta ha sido “no”; pero ahora, por primera vez, he pensado que esconder esta imagen significaba mirar hacia otro lado, disimular como si nunca hubiese ocurrido, y tomarnos el pelo para garantizarnos otro día de tranquila ignorancia".
-Omar Rincón, investigador y profesor de Comunicación y Periodismo en la Universidad de los Andes:"Se requiere con urgencia un periodismo que nos dé relatos para comprender lo que estamos viviendo/pasando; relatos de lo memorable, del recuerdo; relatos de seguimiento más allá de los destellos; no se requiere nostalgia, sino memoria; análisis y contextualizaciones históricas y sociales más que entrevistas al poder y espontaneísmos explicativos; que eduque en el debate de las ideas y las ciudadanías, que niegue el insulto y el odio como modo de argumentar: sin debate no hay aprendizaje".
-José Luis Orihuela, profesor de Comunicación de la Universidad de Navarra, con motivo de la presentación estos días de su libro "Los medios después de Internet";"Yo no hablo de nuevo periodismo sino de periodismo mejorado, que es capaz de hacerse cargo de lo nuevo sin perder los valores y la esencia de esta profesión, que en el fondo siguen siendo los mismos".
También recuperamos otras opiniones que surgieron en un debate organizado por la Asociación de la Prensa de Madrid con responsables de medios de comunicación en marzo pasado:
-Alberto Pérez Giménez, subdirector de El Confidencial: "Un medio se debe a la verdad, ni siquiera a sus lectores".
-Pedro de Alzaga, socio fundador de Contexto y Cuarto Poder: "Muchos buscan medios que les digan lo que quieren escuchar, cuando deberían pagarnos por todo lo contrario".
Más. La tesis doctoral "El predominio de la levedad en la comunicación posmoderna". que recientemente defendía el profesor Joaquín García-Lavernia, de la Universitat Abat Oliba. destacaba cómo nos encontramos sumergidos en una sociedad donde la comunicación se basa en la llamada "cultura light" con tres pilares: espectáculo, moda y levedad. "Esta es la cultura que predomina en la sociedad posmoderna, que se mueve con poca información pero sobre muchos temas. Tiene un riesgo: la levedad light puede llevar a una infantilización de la sociedad", indica García-Lavernia.
Acabamos como empezamos. ¿Tú habrías publicado esas fotos? ¿Nos harán despertar de una vez del aburguesamiento atolondrado y libertino que nos invade? ¿Abriremos los ojos y los corazones? ¿Comunicaremos siempre con fundamento, honestidad, respeto, rigor y valentía? Te invito a comentar o compartir estas ideas. Hasta pronto, si Dios quiere... Y vuela alto. 

Entradas populares de este blog

Lecciones de Bradlee sobre periodismo, denuncias y periodistas necesarios

"El fundamento del periodismo es buscar la verdad". Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee que fallecía esta semana a los 93 años. El presidente de Estados Unidos Barack Obama decía de él: "Para Benjamin Bradlee, el periodismo era más que una profesión: era un bien público vital para nuestra democracia". Otro testimonio de valor es el de Jill Abramson, que fue editora ejecutiva del "New York Times": "Era su gran fuerza de carácter y sus agallas bajo fuego lo que lo hicieron indestructible (... ) supuraba periodismo por todos los poros". Pero destacan las palabras que le dedica "The Washington Post", su periódico: "Valiente, tenaz, inolvidable". Su muerte nos ofrece como legado un periodismo objetivo, veraz, plural, honrado, valiente, responsable y humano que instauró en "The Washington Post". Adjetivos clave que hoy en día no entienden (o no quieren entender) demasiados editores, directore…

Apasionados por el Periodismo

"Digan lo que digan, pocas profesiones son tan apasionantes... Una forma de vivir, una forma de soñar, una forma de amar, una forma de luchar, una forma de esperar, una forma de servir... Marc, Javier, Ricardo, por ellos, por las buenas historias, porque donde haga falta una voz, hará falta un periodista". Es un mensaje del movimiento #celebratingjournalism que surge en el evento "Conversaciones con" que se ha desarrollado esta semana en Madrid, promovido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra con motivo del patrón de los periodistas (San Francisco de Sales). Ahí se busca "celebrar la profesión, pensar sobre ella, unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Aquí puedes ver el vídeo:

Periodismo con mayúscula: periodistas asesinados y documental sobre reporteros gráficos de guerra

Frente al periodismo frívolo, corrupto y perverso, existe el Periodismo con mayúscula. El que desarrollan a diario miles de compañeros y compañeras periodistas cuando defienden y ejercen el derecho a la información con rigor, honradez, valentía y responsabilidad. Un derecho fundamental y básico para reclamar otras libertades y para que se cumplan otros derechos esenciales del ser humano. Este es el doloroso balance que ofrece la Federación Internacional de Periodistas (FIP): en lo que llevamos de año, 32 profesionales han sido asesinados/as en todo el mundo. Afganistán, India, México, Yemen, Pakistán, Irak, Siria, Brasil, Guinea, Filipinas, Turquía y Venezuela son los países en los que se han registrado esas muertes violentas. En 2015 fueron 115 las vidas truncadas. En 2014, 135 y en 2013, 123. Aquí tienes la información actualizada.

Cuatro reflexiones sobre periodismo actual: del miedo a la dignidad

Intimidar a profesionales de los medios de comunicación, culpar a los periodistas, hablar de actitudes subversivas, un presentador que dimite "en vivo"... Comenzamos estas cuatro reflexiones sobre el periodismo actual con unas demoledoras palabras: "Resulta evidente la voluntad de intimidar la prensa. Asistimos a un verdadero proceso de criminalización del periodismo de investigación sobre actividades secretas del gobierno". Son palabras de la abogada italiana Micòl Savia, portavoz la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIJD) que ha denunciado en la ONU la intimidación, persecución y hasta encarcelamiento de periodistas y funcionarios que destapan violaciones de derechos humanos en Estados Unidos.

Periodismo, redes sociales y publicidad para comunicar esperanza y vida: tres ejemplos

¿Sabes qué se siente cuando una persona muy cercana a ti se suicida? ¿Por qué y para qué lo hizo? Esas son las preguntas. Las respuestas podrían encontrarse mirando a nuestro alrededor. Resultan engañosas tantas risas, tanto ruido, tanto "selfie", tanto "me gusta". Lo real son continuas situaciones de tristeza, de angustia, de soledad, de desesperación... Frente a ese panorama desalentador, los profesionales del periodismo, de las redes sociales o de la publicidad y el marketing cuentan con la responsabilidad de tener en sus manos herramientas eficaces y eficientes para difundir el bien y combatir el mal. Para sembrar paz y alegría. Para comunicar esperanza y vida. Mientras, el partido continúa. ¿Vamos perdiendo por goleada? Calma. Queda la segunda parte para remontar. Y lo conseguiremos. Te invito a ver 3 ejemplos excepcionales (una enfermera, una artista y un psiquiatra) que nos animarán a batallar alegre y sin rendirnos para vencer en esta guerra vital.