Ir al contenido principal

En busca del periodismo perdido #celebratingjournalism

"Todos los periodistas de verdad tienen algo significativo que los motiva. Ese algo que llega al corazón de lo que somos es nuestra brújula. Si la perdemos, nos perdemos (...) La prensa tiene sus defectos, pero también es necesaria (...) los periodistas debemos permanecer fieles a nuestro propósito central (...) se necesita que alguien siga diciendo las cosas como realmente son". Con esta firmeza se expresa un referente del periodismo internacional, Martin Baron, director del Washington Post, que intervendrá en la quinta edición de Conversaciones que se celebra el próximo 25 de enero en Madrid. Aquí puedes ver el vídeo del evento y más reflexiones de otros destacados periodistas que batallan a diario, como tú y como yo, por redescubrir el mejor oficio del mundo, como sentía el periodista, escritor y Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. Aprovechando que el 24 de enero festejamos el día del patrono del gremio, San Francisco de Sales, te invito a reflexionar y enriquecernos con tus aportaciones.


"El movimiento #celebratingjournalism nació para celebrar la profesión, pensar sobre ella y unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Así se presenta Conversacionescon.es, "un foro sobre periodismo para periodistas". Ahí podemos disfrutar de más entrevistas con profesionales de prestigio como Pedro G. Cuartango, director de El Mundo ("Los diarios que confundan el objetivo con los medios, desaparecerán"), Montserrat Domínguez, directora de Huffington Post ("Corremos el riesgo de dejarnos arrastrar por el clic, clic, clic, y nada más") o David Alandete, director adjunto de producción y distribución de El País ("La garantía del buen periodismo es que siempre habrá un periodista con criterio detrás de las informaciones") y más todas ellas de gran valor.

Otra opinión autorizada es la que aporta María Sainz, analista del VocentoLab: "El rumbo del periodismo, digital o no, debe ser siempre el de atender cada día la misión cívica que nos encomiendan las sociedades a las que servimos, la de informar con rigor. No creo que haya que reinventar completamente el periodismo -hay lecciones del pasado que son esenciales-, sino adaptarlo y transformarlo en función de las nuevas tecnologías, que revolucionan el negocio vertiginosamente, y de las nuevas necesidades y formas de consumo que éstas van creando en la audiencia".

Del sensacionalismo a la esperanza

Mientras tanto, la revista científica Journalism acaba de publicar una investigación titulada “A new sensation? An international exploration of sensationalism and social media recommendations in online news publications”. De esta forma lo explica uno de los promotores del estudio, Ramón Salaverría: "¿Los medios nativos digitales están especialmente inclinados al sensacionalismo? No pocos periodistas veteranos desdeñan los medios nacidos en internet, por considerar que practican un periodismo de inferior categoría que el de los medios tradicionales. Los tratamientos informativos, dicen, son más superficiales. Los contenidos, menos relevantes. Su impacto en la opinión pública, inapreciable. ¿Será esto cierto?".

El hecho es que duele que determinados personajes se empeñen en desprestigiar el periodismo de calidad basado en el respeto, la ética, el rigor y la objetividad honesta, zarandeándolo hasta convertirlo en un espectáculo chabacano y verbenero. Es lo que tristemente sucede demasiadas veces en numerosas tertulias de televisión que priorizan multiplicar la audiencia sin vergüenzas, sin escrúpulos ni remordimientos... ¿Matando el periodismo?

Pero, ¿qué pensamos los propios periodistas? El último Informe Anual de la Profesión Periodística, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), refleja que el 48,3 por ciento de los profesionales de los medios encuestados (1.800) considera que el amarillismo, el sensacionalismo, es la principal causa de la crisis de confianza que se ha generado en la sociedad. Otro 40,8 por ciento culpa a la falta de rigor, la falta de calidad y no contrastar. Más datos relevantes: el 75% de los periodistas cede a las presiones por miedo a las represalias y un 57 % reconoce que se autocensura. 

A pesar de los pesares, la presidenta de la APM, Victoria Prego, regala un mensaje optimista a quienes buscan un empleo en la profesión que aman: "Las nuevas tecnologías abren un panorama prometedor para poner en marcha pequeñas empresas periodísticas que bien gestionadas pueden sobrevivir e, incluso, dar trabajo. Toda fórmula que se ponga en marcha con cierta imaginación y eficacia puede tener éxito; lo cual abre un camino de esperanza para muchos periodistas que han salido del mercado forzados por sus empresas y se han convertido en autónomos", además del "creciente número de empresas que han comprendido que necesitan de gabinetes de comunicación y jefes de prensa".


En esta reconquista por el periodismo de calidad, contra la manipulación, las mentiras y las falsedades, "la BBC está armando un equipo para la verificación de hechos y para desacreditar historias deliberadamente engañosas y falsas que se hacen pasar como noticias reales". Hasta Facebook anuncia una alianza con las compañías periodísticas para luchar contra la epidemia de noticias falsas en su red social. El objetivo, generar en esa plataforma "un ecosistema saludable de noticias", tal y como publica TreceBits en un artículo del compañero Carlos C. Ungría: "El proyecto, que ha sido anunciado por Facebook a través de su blog oficial, gira en torno a tres áreas: el desarrollo de nuevos productos informativos, la formación para los periodistas y la formación para el resto de usuarios".

Acabo con otra sentencia de Martin Baron: "Es responsabilidad de los medios tratar de encontrar la verdad en cualquier circunstancia". Ahora, tú. ¿Qué opinas del periodismo actual? ¿Piensas que es necesario redescubrirlo? ¿Qué más podemos hacer para servir a la sociedad a través de nuestra profesión? 

Recuerda que desde tu rinconcito también puedes -debes- ahogar el mal en abundancia de bien ayudando a embellecer el mundo. Comunica y vuela alto. Hasta pronto, si Dios quiere.

Entradas populares de este blog

Lecciones de Bradlee sobre periodismo, denuncias y periodistas necesarios

"El fundamento del periodismo es buscar la verdad". Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee que fallecía esta semana a los 93 años. El presidente de Estados Unidos Barack Obama decía de él: "Para Benjamin Bradlee, el periodismo era más que una profesión: era un bien público vital para nuestra democracia". Otro testimonio de valor es el de Jill Abramson, que fue editora ejecutiva del "New York Times": "Era su gran fuerza de carácter y sus agallas bajo fuego lo que lo hicieron indestructible (... ) supuraba periodismo por todos los poros". Pero destacan las palabras que le dedica "The Washington Post", su periódico: "Valiente, tenaz, inolvidable". Su muerte nos ofrece como legado un periodismo objetivo, veraz, plural, honrado, valiente, responsable y humano que instauró en "The Washington Post". Adjetivos clave que hoy en día no entienden (o no quieren entender) demasiados editores, directore…

Apasionados por el Periodismo

"Digan lo que digan, pocas profesiones son tan apasionantes... Una forma de vivir, una forma de soñar, una forma de amar, una forma de luchar, una forma de esperar, una forma de servir... Marc, Javier, Ricardo, por ellos, por las buenas historias, porque donde haga falta una voz, hará falta un periodista". Es un mensaje del movimiento #celebratingjournalism que surge en el evento "Conversaciones con" que se ha desarrollado esta semana en Madrid, promovido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra con motivo del patrón de los periodistas (San Francisco de Sales). Ahí se busca "celebrar la profesión, pensar sobre ella, unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Aquí puedes ver el vídeo:

Periodismo con mayúscula: periodistas asesinados y documental sobre reporteros gráficos de guerra

Frente al periodismo frívolo, corrupto y perverso, existe el Periodismo con mayúscula. El que desarrollan a diario miles de compañeros y compañeras periodistas cuando defienden y ejercen el derecho a la información con rigor, honradez, valentía y responsabilidad. Un derecho fundamental y básico para reclamar otras libertades y para que se cumplan otros derechos esenciales del ser humano. Este es el doloroso balance que ofrece la Federación Internacional de Periodistas (FIP): en lo que llevamos de año, 32 profesionales han sido asesinados/as en todo el mundo. Afganistán, India, México, Yemen, Pakistán, Irak, Siria, Brasil, Guinea, Filipinas, Turquía y Venezuela son los países en los que se han registrado esas muertes violentas. En 2015 fueron 115 las vidas truncadas. En 2014, 135 y en 2013, 123. Aquí tienes la información actualizada.

Cuatro reflexiones sobre periodismo actual: del miedo a la dignidad

Intimidar a profesionales de los medios de comunicación, culpar a los periodistas, hablar de actitudes subversivas, un presentador que dimite "en vivo"... Comenzamos estas cuatro reflexiones sobre el periodismo actual con unas demoledoras palabras: "Resulta evidente la voluntad de intimidar la prensa. Asistimos a un verdadero proceso de criminalización del periodismo de investigación sobre actividades secretas del gobierno". Son palabras de la abogada italiana Micòl Savia, portavoz la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIJD) que ha denunciado en la ONU la intimidación, persecución y hasta encarcelamiento de periodistas y funcionarios que destapan violaciones de derechos humanos en Estados Unidos.

Periodismo, redes sociales y publicidad para comunicar esperanza y vida: tres ejemplos

¿Sabes qué se siente cuando una persona muy cercana a ti se suicida? ¿Por qué y para qué lo hizo? Esas son las preguntas. Las respuestas podrían encontrarse mirando a nuestro alrededor. Resultan engañosas tantas risas, tanto ruido, tanto "selfie", tanto "me gusta". Lo real son continuas situaciones de tristeza, de angustia, de soledad, de desesperación... Frente a ese panorama desalentador, los profesionales del periodismo, de las redes sociales o de la publicidad y el marketing cuentan con la responsabilidad de tener en sus manos herramientas eficaces y eficientes para difundir el bien y combatir el mal. Para sembrar paz y alegría. Para comunicar esperanza y vida. Mientras, el partido continúa. ¿Vamos perdiendo por goleada? Calma. Queda la segunda parte para remontar. Y lo conseguiremos. Te invito a ver 3 ejemplos excepcionales (una enfermera, una artista y un psiquiatra) que nos animarán a batallar alegre y sin rendirnos para vencer en esta guerra vital.