Ir al contenido principal

¿"Fake news" y "breaking news"? Vacúnate con periodismo a secas y el arte de pensar

El público cada vez confía menos en los medios de comunicación, tal y como revela el Barómetro Edelman de Confianza 2017. Vivimos en la locura de la inmediatez. La obsesión por multiplicar "clics", "me gusta", audiencias e ingresos. Da igual cómo. Prima la novedad, frente a la calidad. En este ambiente, las noticias de último minuto ("breaking news") y, muy especialmente, los hechos falsos publicados de forma deliberada ("fake news") ya son epidemia. Para combatirla, la mejor vacuna vuelve a ser el periodismo a secas, el auténtico, "sin aditivos ni edulcorantes", según propone el profesor José Alberto García Aviles, que nos regala "doce verbos que compendian la esencia del periodismo". Te invito a descubrirlos y a conocer más claves que nos dejan otros prestigiosos profesionales. Por ejemplo, que el arte de contar es el arte de pensar. ¿Pensamos?


En su análisis, García Avilés resalta que "estamos metidos en el ojo del huracán de una verdadera revolución (...) Se habla de un periodismo dron, ubicuo, digital, de datos, de investigación, móvil, robotizado, de redes sociales, lento, cívico, algorítmico, social, hiperlocal o especializado, con decenas de etiquetas adosadas, como si la profesión no pudiera bastarse por sí sola y necesitara de otra palabra que la adjetive (...) De todas las etiquetas que lastran al periodismo quizá la más perniciosa sea la de ciudadano. Ahora, nos dicen algunos, cualquiera puede convertirse en 'periodista ciudadano'. ¡Voilá! (...) Del mismo modo que nunca habitaría en una casa construida por un “arquitecto ciudadano”, ni mucho menos pondría mi salud en manos de un “médico ciudadano”, tampoco me fiaría de lo que cuenten esos autoproclamados “periodistas”. Se trata de valorar la diferencia entre el profesional y el amateur".

10 lecciones anti "fake news"

Destaquemos, a continuación, las claves que nos ofrecían en el Festival Gabo que se celebró recientemente en Medellín (Colombia). Allí, representantes de medios, plataformas digitales y la academia discutieron las distintas iniciativas existentes para enfrentarse al problema de la posverdad. Veamos un resumen de las diez lecciones que nos dejan:
  1. "¿Qué tal si intentamos usar las mismas armas de los desinformadores y difundir verdades como si fueran mentiras?". Usar aplicaciones de mensajería, cadenas de correo electrónico y foros cerrados de discusión. 
  2. "Los medios deben aprender a anticiparse a la difusión de noticias falsas". Ante un acontecimiento de especial magnitud, preparar a la audiencia ante la posible aparición de noticias falsas.
  3. "No podemos ignorar a quienes nos mandan cadenas con noticias falsas, hay que responderles". Si detectamos una falsedad, responder.
  4. "Las noticias falsas no son un problema, sino una oportunidad para el periodismo". Los periodistas que verifiquen la información y desmientan las falsedades, serán referentes de credibilidad.
  5. "No funciona hablar de lo que queremos negar repitiéndolo porque solo reforzamos la mentira". Cuidado con los desmentidos.
  6. "La gente confía en una información simplemente porque la vio en una plataforma digital". Concienciar a la ciudadanía que lo publicado en una red social no significa que sea real.
  7. "A veces, el silencio es lo mejor para contrarrestar las noticias falsas". Hay historias tan locas que se descubren por sí mismas.
  8. "Lo que sucede y se dice en redes sociales no siempre corresponde a la realidad".
  9. "Estamos en un entorno digital que posibilita que las informaciones falsas existan por la economía del clic". Quien genera "fake news" se lucra. Acabemos con esa rentabilidad. 
  10. "Cuidado con los mecanismos que permiten reportar información falsa". Existe el riesgo de que reporten como falso una noticia real que disgusta.

Periodismo del por qué frente al "breaking news"

Las prisas, la inmediatez, el "breaking news", también pueden dañar la calidad y rigor que deben primar en toda información. ¿Cómo controlarlo? Así lo analiza Allan M. Siegal, editor de noticias del New York Times: “Una historia es inútil si no me dice por qué sucedió algo”. Poynter lo expone con claridad en su artículo “El periodismo del por qué: Cómo luchamos para responder a la pregunta más difícil”, donde propone esa lucha por explicar los hechos (¿por qué sucedió y qué está pasando?), evitando que el periodista caiga en el "azar ciego" y busque más allá de la superficie de la noticia. Por eso, sugieren: 


  1. "Dividir los equipos entre los que desarrollan 'breaking news' y noticias de profundidad.
  2. "Planificar (...) La audiencia valora la nota propia, la interpretación, el análisis, el por qué". 
  3. "Organizar cobertura con el apoyo de especialistas". 
  4. "Es importante identificar en el equipo qué redactores tienen más potencial para el 'breaking news'".

Periodismo lento: el arte de contar, arte de pensar

Otro periodista, Alfredo Casares, fundador de @DNLaboratorio, nos deja más claves en el artículo "Periodismo lento para tiempos acelerados". De esta forma comienza su reflexión: 
"Si el 'arte de pintar es el arte de pensar', como defendía Magritte, podemos decir que el arte de contar también es un arte de pensar. Reflejar la realidad requiere un ejercicio previo para afinar nuestra mirada, calibrar lo que vamos a relatar y asumir qué fin perseguimos. Y pensar es un verbo que se alimenta de tiempo (...) No me siento cómodo en ese periodismo del aquí y ahora, de la aceleración constante, en el que ser valioso se equipara a ser veloz, visual, nuevo, ubicuo. Es frustrante aceptar que nuestra voz se reduzca a una vibración más en el bolsillo de cualquier ciudadano (..)" 
"El periodismo lento o 'Slow Journalism' es una propuesta alternativa de relacionar a los ciudadanos con la sociedad en la que viven, basada en dedicar tiempo a comprender y a contar (...) Susan Goldberg, directora de National Geographic, incluye un matiz preciso al diferenciar entre periodismo rápido, 'que se centra en la información”, y ese periodismo lento, que tiene que ver “con el significado de lo que ocurre, con el sentido de las cosas'(...)".
Casares concluye: "No se trata solo de dedicar tiempo y espacio. Deberíamos además construir un relato que tenga impacto en la sociedad (...) Quizá deberíamos dedicar tiempo a aprender de las personas que saben mirar y practican el arte de hacerse las preguntas adecuadas. Suelen ser personas que además albergan el coraje y la generosidad necesarios para comprometerse, compartir, actuar y encarar la vida con un optimismo inconformista, no como una postura ingenua sino como el combustible que alimenta el motor del cambio social".
¿Y tú? ¿Haces autocrítica? ¿Opinas que la credibilidad es el mejor modelo de negocio para un medio de comunicación? ¿Cuál es tu experiencia con las noticias falsas y de último minuto? Recuerda que desde tu rinconcito también puedes -debes- ahogar el mal en abundancia de bien ayudando a embellecer el mundo. Comunica y vuela alto. Hasta pronto, si Dios quiere.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lecciones de Bradlee sobre periodismo, denuncias y periodistas necesarios

"El fundamento del periodismo es buscar la verdad". Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee que fallecía esta semana a los 93 años. El presidente de Estados Unidos Barack Obama decía de él: "Para Benjamin Bradlee, el periodismo era más que una profesión: era un bien público vital para nuestra democracia". Otro testimonio de valor es el de Jill Abramson, que fue editora ejecutiva del "New York Times": "Era su gran fuerza de carácter y sus agallas bajo fuego lo que lo hicieron indestructible (... ) supuraba periodismo por todos los poros". Pero destacan las palabras que le dedica "The Washington Post", su periódico: "Valiente, tenaz, inolvidable". Su muerte nos ofrece como legado un periodismo objetivo, veraz, plural, honrado, valiente, responsable y humano que instauró en "The Washington Post". Adjetivos clave que hoy en día no entienden (o no quieren entender) demasiados editores, directore…

Periodismo con mayúscula: periodistas asesinados y documental sobre reporteros gráficos de guerra

Frente al periodismo frívolo, corrupto y perverso, existe el Periodismo con mayúscula. El que desarrollan a diario miles de compañeros y compañeras periodistas cuando defienden y ejercen el derecho a la información con rigor, honradez, valentía y responsabilidad. Un derecho fundamental y básico para reclamar otras libertades y para que se cumplan otros derechos esenciales del ser humano. Este es el doloroso balance que ofrece la Federación Internacional de Periodistas (FIP): en lo que llevamos de año, 32 profesionales han sido asesinados/as en todo el mundo. Afganistán, India, México, Yemen, Pakistán, Irak, Siria, Brasil, Guinea, Filipinas, Turquía y Venezuela son los países en los que se han registrado esas muertes violentas. En 2015 fueron 115 las vidas truncadas. En 2014, 135 y en 2013, 123. Aquí tienes la información actualizada.

Apasionados por el Periodismo

"Digan lo que digan, pocas profesiones son tan apasionantes... Una forma de vivir, una forma de soñar, una forma de amar, una forma de luchar, una forma de esperar, una forma de servir... Marc, Javier, Ricardo, por ellos, por las buenas historias, porque donde haga falta una voz, hará falta un periodista". Es un mensaje del movimiento #celebratingjournalism que surge en el evento "Conversaciones con" que se ha desarrollado esta semana en Madrid, promovido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra con motivo del patrón de los periodistas (San Francisco de Sales). Ahí se busca "celebrar la profesión, pensar sobre ella, unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Aquí puedes ver el vídeo:

Periodismo, redes sociales y publicidad para comunicar esperanza y vida: tres ejemplos

¿Sabes qué se siente cuando una persona muy cercana a ti se suicida? ¿Por qué y para qué lo hizo? Esas son las preguntas. Las respuestas podrían encontrarse mirando a nuestro alrededor. Resultan engañosas tantas risas, tanto ruido, tanto "selfie", tanto "me gusta". Lo real son continuas situaciones de tristeza, de angustia, de soledad, de desesperación... Frente a ese panorama desalentador, los profesionales del periodismo, de las redes sociales o de la publicidad y el marketing cuentan con la responsabilidad de tener en sus manos herramientas eficaces y eficientes para difundir el bien y combatir el mal. Para sembrar paz y alegría. Para comunicar esperanza y vida. Mientras, el partido continúa. ¿Vamos perdiendo por goleada? Calma. Queda la segunda parte para remontar. Y lo conseguiremos. Te invito a ver 3 ejemplos excepcionales (una enfermera, una artista y un psiquiatra) que nos animarán a batallar alegre y sin rendirnos para vencer en esta guerra vital.

Cuatro reflexiones sobre periodismo actual: del miedo a la dignidad

Intimidar a profesionales de los medios de comunicación, culpar a los periodistas, hablar de actitudes subversivas, un presentador que dimite "en vivo"... Comenzamos estas cuatro reflexiones sobre el periodismo actual con unas demoledoras palabras: "Resulta evidente la voluntad de intimidar la prensa. Asistimos a un verdadero proceso de criminalización del periodismo de investigación sobre actividades secretas del gobierno". Son palabras de la abogada italiana Micòl Savia, portavoz la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIJD) que ha denunciado en la ONU la intimidación, persecución y hasta encarcelamiento de periodistas y funcionarios que destapan violaciones de derechos humanos en Estados Unidos.