Ir al contenido principal

Ideas para combatir el terrorismo desde el Periodismo y la Comunicación

Ahogar el mal en abundancia de bien. Hay vida y esperanza a pesar de tanto odio, muerte y destrucción. Periodistas y profesionales de los medios, agencias de noticias y de publicidad, gabinetes de comunicación de instituciones y organismos, privados o públicos, podemos y debemos combatir el terrorismo. ¿Cómo? Para servir, servir. Aquí te dejo ocho reflexiones de Miquel Pellicer (periodista y antropólogo), junto con los errores de cuatro periodistas experimentados que les ayudaron a mejorar y que comparten con IJNet. Acabaremos con una campaña publicitaria que recientemente ha lanzado una conocida marca. Se trata de un anuncio que protagoniza un anciano musulmán. Está basado en una historia real y muestra que la verdadera fe une, no destruye. Confirma el triunfo de la humanidad. ¿Empezamos?


  1. "Necesitamos un periodismo riguroso, honesto y respetuoso (...) Hay que evitar que mande el criterio del sensacionalismo y la espectacularidad de las imágenes. En situaciones de estas características, la toma rápida de decisiones puede hacer tomar decisiones no demasiado acordes con los criterios deontológicos. Pero estos tienen que están interiorizados en nuestro ADN como periodistas". 
  2. "Luchar contra las noticias falsas y bulos (...) Los bulos y noticias falsas se producen por miedo, mala intención o malas prácticas. Nos incluyen a todos nosotros como ciudadanos y, a algunos como periodistas (...)  Contrastar la información es fundamental para no colaborar con la difusión de contenidos tóxicos".
  3. "La imagen no es neutra (...) Hay que encontrar el equilibrio para lo que difundamos sea informativamente relevante, teniendo en cuenta el derecho de las víctimas, sean heridos o fallecidos, teniendo en cuenta además, la importancia de defender el derecho de los menores".
  4. "Ciudadanos con responsabilidad. Pero de la misma manera que los periodistas tenemos responsabilidad sobre lo que publicamos o difundimos, los ciudadanos también tienen responsabilidad sobre lo que distribuyen en sus perfiles sociales (...) El periodismo ciudadano y el ‘user generated content’ (UGC) tienen sus límites y como usuarios de canales sociales no podemos seguir pensando que todo vale para ganar seguidores o likes". 
  5. "La comunicación corporativa no es marketing (...) Se ha demostrado la importancia de la comunicación corporativa si es rigurosa, realiza un buen servicio público, es colaborativa y viral".
  6. "La gestión de crisis, fundamental en la comunicación actual (...) La comunicación, de la misma forma que la acción policial, no se improvisa. La gestión de crisis es fundamental, incluyendo la gestión continua de conflictos potenciales y las iniciativas de comunicación de riesgos, que sirven  para contrarrestar el alto grado de incertidumbre que se produce en estas situaciones". 
  7. "Comunicación multilingüe. En un mundo globalizado, las personas que nos dedicamos al mundo de la comunicación, ya estemos al lado institucional, organizativo o en los medios de comunicación, se nos debe exigir un buen dominio de los idiomas (...) El foco por tanto se nos abre a un único mensaje pero distribuido en diferentes lenguas".
  8. "'No tinc por', la fuerza de los lemas. 'No tenemos miedo', 'No tinc por', 'No tenim por',… la ciudadanía, los ciudadanos de Barcelona han dado ejemplo y los medios de todo el mundo han difundido el mensaje en catalán. La vida sigue, con mucho dolor, pero la vida debe seguir (...) La comunicación global se llena de lemas globales para unir y crear comunidad. Es el momento de la respuesta, del evitar el terror y convertir nuestras palabras en liberación ante los temores y los asesinos".

Errores y aprendizajes de periodistas veteranos

A continuación, resumimos un artículo de IJNet con los errores que cometieron cuatro experimentados profesionales del Periodismo de los que aprendieron para superarse en el oficio.
  1. Matthieu Akins: "Cuando se trata de historias que pueden poner en riesgo la vida de la gente o involucran a personas que están dentro de la olla de presión de una guerra, debes aprender a trabajar en ese entorno y a manejar altos niveles de estrés (...) Un error que cometí al principio fue perder la paciencia. Estoy arrepentido de haber perdido mi temperamento cada vez que trabajaba en el extranjero. Es sorprendente con qué frecuencia me convertí en el arquetipo del occidental gritón y molesto. Me volví eso y siempre me arrepiento, aunque a veces haya conseguido resultados a corto plazo. Suena extraño, pero aprender a conservar algunas habilidades básicas de trato cotidiano en estos contextos tan difíciles es esencial y no tan sencillo como parece".
  2. Björn Staschen: "Recuerda su primera vez trabajando como periodista freelance para un periódico local mientras seguía siendo un estudiante. Cubrió dos estrenos teatrales en dos colegios diferentes, ofreciendo una reseña positiva de un estreno y una negativa de otro. 'El segundo colegio se quejó a mi periódico', dice. 'Aprendí que no solo es importante informar de manera independiente, lo que yo creía haber hecho. Lo importante es la impresión que das: ¿pareces independiente o no? No se trata solo de lo que haces, sino también de cómo te perciben los demás'".
  3. Allison Shelley: "Dice que un error que cometió como pasante en la revista National Geographic sigue dándole vergüenza cuando lo recuerda, pero que le enseñó mucho. Le había pedido al director de fotografía que fuera a almorzar con ella y, cuando llegó, él había llevado a todos los editores de fotografía de la revista con él. 'Se sentó y dijo ‘muy bien, ¿qué preguntas tienes? Y yo no tenía preguntas, no tenía ni idea, estaba completamente estupefacta', cuenta a IJNet. 'No estaba preparada para nada, ni siquiera para almorzar con él, y mucho menos con todo el personal fotográfico de National Geographic. De modo que prepararse y saber qué preguntas hacer es una parte importante del trabajo. Esa situación embarazosa me empujó más allá de mi zona de confort y me enseñó a resolver problemas como ese'".
  4. Neal Augenstein: "'No hay nada mucho peor para un periodista radial que volver de una entrevista y darte cuenta de que no grabaste al entrevistado. Intentar explicárselo al editor es muy embarazoso', dice (...) 'Resulta que me había olvidado de poner mi teléfono en modo avión, y recibí una llamada telefónica durante la conferencia de prensa. Cuando sonó el teléfono, la grabación se detuvo automáticamente. Tuve que improvisar y logré convencer a un periodista televisivo para que me dejara tomar el audio de la conferencia desde su cámara. Desde entonces, nunca me olvido de activar el modo de avión. Es mi pequeña paranoia'".

Publicidad que une y no destruye (#UnitedByFaith)

Terminamos con la campaña que ha lanzado United Colors of Benetton, con motivo de la celebración del Día de la Independencia en India. En este caso, el anuncio cuenta la historia de un anciano musulmán que vive en ese país y que donó una parte de su vivienda para restaurar un antiguo templo hindú abandonado con el que compartía una pared. "Esta historia emocionante sirve como un recordatorio oportuno del hecho de que la humanidad es la religión más grande. Hoy, y por todos los días que vienen, podemos estar unidos por la fe (#UnitedByFaith)", explican. Aquí tienes el spot:
¿Y tú? ¿Estás de acuerdo en cómo Periodismo, Comunicación y Publicidad de calidad y valor pueden combatir el terrorismo? ¿Qué opinas? Recuerda que desde tu rinconcito también puedes -debes- ahogar el mal en abundancia de bien ayudando a embellecer el mundo. Comunica y vuela alto. Hasta pronto, si Dios quiere.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lecciones de Bradlee sobre periodismo, denuncias y periodistas necesarios

"El fundamento del periodismo es buscar la verdad". Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee que fallecía esta semana a los 93 años. El presidente de Estados Unidos Barack Obama decía de él: "Para Benjamin Bradlee, el periodismo era más que una profesión: era un bien público vital para nuestra democracia". Otro testimonio de valor es el de Jill Abramson, que fue editora ejecutiva del "New York Times": "Era su gran fuerza de carácter y sus agallas bajo fuego lo que lo hicieron indestructible (... ) supuraba periodismo por todos los poros". Pero destacan las palabras que le dedica "The Washington Post", su periódico: "Valiente, tenaz, inolvidable". Su muerte nos ofrece como legado un periodismo objetivo, veraz, plural, honrado, valiente, responsable y humano que instauró en "The Washington Post". Adjetivos clave que hoy en día no entienden (o no quieren entender) demasiados editores, directore…

Apasionados por el Periodismo

"Digan lo que digan, pocas profesiones son tan apasionantes... Una forma de vivir, una forma de soñar, una forma de amar, una forma de luchar, una forma de esperar, una forma de servir... Marc, Javier, Ricardo, por ellos, por las buenas historias, porque donde haga falta una voz, hará falta un periodista". Es un mensaje del movimiento #celebratingjournalism que surge en el evento "Conversaciones con" que se ha desarrollado esta semana en Madrid, promovido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra con motivo del patrón de los periodistas (San Francisco de Sales). Ahí se busca "celebrar la profesión, pensar sobre ella, unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Aquí puedes ver el vídeo:

Periodismo con mayúscula: periodistas asesinados y documental sobre reporteros gráficos de guerra

Frente al periodismo frívolo, corrupto y perverso, existe el Periodismo con mayúscula. El que desarrollan a diario miles de compañeros y compañeras periodistas cuando defienden y ejercen el derecho a la información con rigor, honradez, valentía y responsabilidad. Un derecho fundamental y básico para reclamar otras libertades y para que se cumplan otros derechos esenciales del ser humano. Este es el doloroso balance que ofrece la Federación Internacional de Periodistas (FIP): en lo que llevamos de año, 32 profesionales han sido asesinados/as en todo el mundo. Afganistán, India, México, Yemen, Pakistán, Irak, Siria, Brasil, Guinea, Filipinas, Turquía y Venezuela son los países en los que se han registrado esas muertes violentas. En 2015 fueron 115 las vidas truncadas. En 2014, 135 y en 2013, 123. Aquí tienes la información actualizada.

Cuatro reflexiones sobre periodismo actual: del miedo a la dignidad

Intimidar a profesionales de los medios de comunicación, culpar a los periodistas, hablar de actitudes subversivas, un presentador que dimite "en vivo"... Comenzamos estas cuatro reflexiones sobre el periodismo actual con unas demoledoras palabras: "Resulta evidente la voluntad de intimidar la prensa. Asistimos a un verdadero proceso de criminalización del periodismo de investigación sobre actividades secretas del gobierno". Son palabras de la abogada italiana Micòl Savia, portavoz la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIJD) que ha denunciado en la ONU la intimidación, persecución y hasta encarcelamiento de periodistas y funcionarios que destapan violaciones de derechos humanos en Estados Unidos.

Periodismo, redes sociales y publicidad para comunicar esperanza y vida: tres ejemplos

¿Sabes qué se siente cuando una persona muy cercana a ti se suicida? ¿Por qué y para qué lo hizo? Esas son las preguntas. Las respuestas podrían encontrarse mirando a nuestro alrededor. Resultan engañosas tantas risas, tanto ruido, tanto "selfie", tanto "me gusta". Lo real son continuas situaciones de tristeza, de angustia, de soledad, de desesperación... Frente a ese panorama desalentador, los profesionales del periodismo, de las redes sociales o de la publicidad y el marketing cuentan con la responsabilidad de tener en sus manos herramientas eficaces y eficientes para difundir el bien y combatir el mal. Para sembrar paz y alegría. Para comunicar esperanza y vida. Mientras, el partido continúa. ¿Vamos perdiendo por goleada? Calma. Queda la segunda parte para remontar. Y lo conseguiremos. Te invito a ver 3 ejemplos excepcionales (una enfermera, una artista y un psiquiatra) que nos animarán a batallar alegre y sin rendirnos para vencer en esta guerra vital.