Ir al contenido principal

Más virtudes y menos chantajes entre medios de comunicación y dircom

"10 cosas que los periodistas odian de tu Departamento de Comunicación". Es el título de un artículo difundido por PrNoticias donde se analizan los "errores frecuentes" que supuestamente cometen los gabinetes de Prensa en su relación con los medios: las "reuniones permanentes"; el abuso del "e-mail" y de las llamadas de recuerdo; pensar que los redactores no tienen criterio; el "síndrome de mi hijo es el más guapo"; pedir las preguntas por adelantado; dejar de cumplir con lo acordado; no atender las llamadas;  olvidarse de sus necesidades y la falta de coordinación. Pero, ¿y al revés? ¿Han preguntado qué duele más a los profesionales de la Comunicación Corporativa o a los dircom del trato que reciben de los medios? Posiblemente, la falta de respeto a su trabajo y los chantajes.


Allá por los años 80, un inocente becario de Periodismo recibía su primera lección lejos de las aulas, en un periódico de provincias. Después de entrevistar a un líder sindical que criticaba las condiciones laborales de los trabajadores de una destacada empresa, la noticia no se publicaba. El director le razonó: "Ahora no porque nos están contratando mucha publicidad". Ya en pleno siglo XXI, este mismo periodista, algo más curtido, escucha las indicaciones de su superior: "A estas marcas, ni tocarlas. A estas otras, leña". Calla y obedece sin rechistar. 

No son casos aislados. Se podrían relatar cientos, miles... Todos con nombres y apellidos. Lamentablemente, siempre han existido y existen medios que han presionado de diversas maneras  a organizaciones o entidades para que se anunciaran o realizaran aportaciones económicas. De lo contrario, se arriesgaban a sufrir represalias en forma de ataques o, cuando menos, de un vacío informativo, de que ignoren tus noticias. Cierto es que, en ocasiones, ocurría y ocurre en sentido inverso: gabinetes o dircom que amenazan con retirar su inversión si difunden cierto reportaje o si no dan amplia cobertura a tal evento. ¿Qué nos está sucediendo? 

Ryszard Kapuscinski, escritor y maestro del Periodismo, nos dejó muy clarito una verdad indiscutible sobre la que debemos reflexionar una y otra vez: “Las malas personas no pueden ser buenos periodistas”. A lo que se puede añadir, ni buenos profesionales de la Publicidad, de la Comunicación Corporativa, ni buenos dircom, ni buenos directores de medios, si son manipuladores, mentirosos, desleales, soberbios, chantajistas...

Entonces, ¿qué hacemos? Tan sencillo y tan difícil como esforzarnos a diario, cada uno personalmente, por adquirir esas virtudes que nos hagan mejores. Resulta evidente que los caminos del dircom y del periodista no son fáciles. Solemos enfrentarnos con dificultades. Pero no hemos de olvidar que es fuerte quien persevera en el cumplimiento de lo que entiende que debe hacer, según su conciencia; quien no mide el valor de una tarea exclusivamente por los beneficios que recibe, sino por el servicio que presta. 

El fuerte, en ocasiones, sufre, pero aguanta sin doblarse ante los zarandeos de la vida. Es paciente, aprende a dominarse para así intentar comprender a los demás, porque sabe que todo encuentra remedio, menos la muerte. Una serenidad que sirve también para actuar con inteligencia. Así, conservando la calma, estamos en condiciones de pensar, de examinar los resultados de las acciones previstas y, con sosiego, decidir con magnanimidad, ánimo grande, saliendo de nosotros mismos en beneficio de todos, sin cicaterías, ni cálculos egoístas.

¿Sueño bucólico? ¿Utopía? La realidad es la batalla diaria por conseguirlo antes que rendirse y perder esa guerra. Lo positivo es que siempre seremos capaces de rectificar los errores cuantas veces sea menester. Además, cualquier corazón, por podrido que parezca, esconde una lumbre de nobleza como el rescoldo entre las cenizas. Y cuando rascas en su interior, a solas, en la intimidad, siempre responde con lo mejor. 

Para concluir, les ofrezco saborear este vídeo de Kapuscinski donde habla del Periodismo de tranquilidad, de profundidad, de cómo cambia la tecnología, pero no los valores éticos:


¿Y tú? ¿Has sufrido algún tipo de chantaje como periodista o como dircom? ¿Debemos de luchar por ser mejores personas para convertirnos en mejores profesionales? Anímate a comentarlo. Además, te invito a suscribirte para leer más reflexiones de actualidad en busca de una Comunicación Corporativa de valor, calidad y rentable. Hasta el próximo sábado, si Dios quiere... Y vuela alto.

Entradas populares de este blog

Lecciones de Bradlee sobre periodismo, denuncias y periodistas necesarios

"El fundamento del periodismo es buscar la verdad". Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee que fallecía esta semana a los 93 años. El presidente de Estados Unidos Barack Obama decía de él: "Para Benjamin Bradlee, el periodismo era más que una profesión: era un bien público vital para nuestra democracia". Otro testimonio de valor es el de Jill Abramson, que fue editora ejecutiva del "New York Times": "Era su gran fuerza de carácter y sus agallas bajo fuego lo que lo hicieron indestructible (... ) supuraba periodismo por todos los poros". Pero destacan las palabras que le dedica "The Washington Post", su periódico: "Valiente, tenaz, inolvidable". Su muerte nos ofrece como legado un periodismo objetivo, veraz, plural, honrado, valiente, responsable y humano que instauró en "The Washington Post". Adjetivos clave que hoy en día no entienden (o no quieren entender) demasiados editores, directore…

Apasionados por el Periodismo

"Digan lo que digan, pocas profesiones son tan apasionantes... Una forma de vivir, una forma de soñar, una forma de amar, una forma de luchar, una forma de esperar, una forma de servir... Marc, Javier, Ricardo, por ellos, por las buenas historias, porque donde haga falta una voz, hará falta un periodista". Es un mensaje del movimiento #celebratingjournalism que surge en el evento "Conversaciones con" que se ha desarrollado esta semana en Madrid, promovido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra con motivo del patrón de los periodistas (San Francisco de Sales). Ahí se busca "celebrar la profesión, pensar sobre ella, unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Aquí puedes ver el vídeo:

Periodismo con mayúscula: periodistas asesinados y documental sobre reporteros gráficos de guerra

Frente al periodismo frívolo, corrupto y perverso, existe el Periodismo con mayúscula. El que desarrollan a diario miles de compañeros y compañeras periodistas cuando defienden y ejercen el derecho a la información con rigor, honradez, valentía y responsabilidad. Un derecho fundamental y básico para reclamar otras libertades y para que se cumplan otros derechos esenciales del ser humano. Este es el doloroso balance que ofrece la Federación Internacional de Periodistas (FIP): en lo que llevamos de año, 32 profesionales han sido asesinados/as en todo el mundo. Afganistán, India, México, Yemen, Pakistán, Irak, Siria, Brasil, Guinea, Filipinas, Turquía y Venezuela son los países en los que se han registrado esas muertes violentas. En 2015 fueron 115 las vidas truncadas. En 2014, 135 y en 2013, 123. Aquí tienes la información actualizada.

Cuatro reflexiones sobre periodismo actual: del miedo a la dignidad

Intimidar a profesionales de los medios de comunicación, culpar a los periodistas, hablar de actitudes subversivas, un presentador que dimite "en vivo"... Comenzamos estas cuatro reflexiones sobre el periodismo actual con unas demoledoras palabras: "Resulta evidente la voluntad de intimidar la prensa. Asistimos a un verdadero proceso de criminalización del periodismo de investigación sobre actividades secretas del gobierno". Son palabras de la abogada italiana Micòl Savia, portavoz la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIJD) que ha denunciado en la ONU la intimidación, persecución y hasta encarcelamiento de periodistas y funcionarios que destapan violaciones de derechos humanos en Estados Unidos.

Periodismo, redes sociales y publicidad para comunicar esperanza y vida: tres ejemplos

¿Sabes qué se siente cuando una persona muy cercana a ti se suicida? ¿Por qué y para qué lo hizo? Esas son las preguntas. Las respuestas podrían encontrarse mirando a nuestro alrededor. Resultan engañosas tantas risas, tanto ruido, tanto "selfie", tanto "me gusta". Lo real son continuas situaciones de tristeza, de angustia, de soledad, de desesperación... Frente a ese panorama desalentador, los profesionales del periodismo, de las redes sociales o de la publicidad y el marketing cuentan con la responsabilidad de tener en sus manos herramientas eficaces y eficientes para difundir el bien y combatir el mal. Para sembrar paz y alegría. Para comunicar esperanza y vida. Mientras, el partido continúa. ¿Vamos perdiendo por goleada? Calma. Queda la segunda parte para remontar. Y lo conseguiremos. Te invito a ver 3 ejemplos excepcionales (una enfermera, una artista y un psiquiatra) que nos animarán a batallar alegre y sin rendirnos para vencer en esta guerra vital.