Ir al contenido principal

Periodismo valiente y samaritano

Frente al periodismo miedoso, egoísta y falso, existen otro modelo de comunicador valiente y samaritano que descubrimos estos días gracias a las aportaciones de tres destacadas figuras: Glenn Greenwald, periodista que publicó las revelaciones del ex agente de la CIA, Edward Snowden, sobre actividades de espionaje masivo; el Papa Francisco y Marc Marginedas, compañero secuestrado en Siria durante 6 meses. ¿Reflexionamos con ellos?

"Por esto me hice periodista"

Primero, Glenn Greenwald, en una entrevista con RTVE.es, declaraba qué sintió durante el vuelo entre Nueva York y Hong Kong cuando leyó parte de los miles de documentos secretos sobre el programa de espionaje estadounidense: "Me di cuenta de que nunca había existido algo así en la historia del periodismo y que esa historia iba a cambiar el mundo y, desde luego, también mi vida". A partir de entonces, ha sufrido críticas, amenazas... Sin embargo, considera que ha valido la pena por el debate internacional generado sobre el derecho a la privacidad: 

"Por esto me hice periodista". Luego, dice no importarle que le califiquen de periodista y activista: "No creo que ambas cosas entren en conflicto (...) La verdadera medida del valor de una persona no es aquello en que dice que cree, sino lo que hace para defender esas creencias (...) Los principales medios forman parte de gigantescas corporaciones que tienen otros negocios y que, por su naturaleza, no quieren ofender al poder. Tienen miedo a perder dinero y esta mentalidad ha infectado el periodismo en EE.UU. Todo se basa en el miedo (...) Hay una razón por la que existe la libertad de expresión: para cuestionar el poder político, no para ponerse a su servicio. Si el periodismo no investiga, no sirve (...) El mundo espera que los gobiernos mientan, pero los medios deben desmontar esas mentiras, no publicarlas, sino luego tienes que pedir perdón como hizo el New York Times".

"Expresar también ternura"

Segundo, el Papa Francisco en su mensaje "La comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro", con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que la Iglesia católica celebra este domingo. Exhortaba a los comunicadores a no ser ajenos de los problemas del mundo, a "expresar ternura", comparando la misión de los medios con la del samaritano que ayuda a un hombre apaleado por bandidos:

"El mundo de los medios de comunicación no puede ser ajeno de la preocupación por la humanidad, sino que está llamado a expresar también ternura. La red digital puede ser un lugar rico en humanidad: no una red de cables, sino de personas humanas. La neutralidad de los medios de comunicación es aparente: solo quien comunica poniéndose en juego a sí mismo puede representar un punto de referencia. El compromiso personal es la raíz misma de la fiabilidad de un comunicador (...) Cuando la comunicación tiene como objetivo preponderante inducir al consumo o a la manipulación de las personas, nos encontramos ante una agresión violenta como la que sufrió el hombre apaleado por los bandidos y abandonado al borde del camino, como leemos en la parábola (...) No basta pasar por las ‘calles' digitales, es decir, simplemente estar conectados (...) Es necesario que la conexión vaya acompañada de un verdadero encuentro".

Valentía, rigor y compromiso

Y tercero, Marc Marginedas, reportero de "El Periódico de Catalunya", corresponsal desde hace casi dos décadas, que estuvo secuestrado en Siria durante medio año por islamistas radicales y que acaba de recibir un nuevo premio periodístico por su dilatada trayectoria profesional, así como por su valentía, rigor y compromiso. Durante el acto, Marginedas se acordó de "todos aquellos compañeros periodistas y estudiantes universitarios" que durante su calvario se movilizaron por él, por Javier Espinosa y por Ricard García Vilanova, periodistas españoles también secuestrados en Siria.

¿Y tú? ¿Qué tipo de periodismo ves o haces? Anímate a comentar o compartir estas reflexiones. Además, te invito a seguir este blog o compartirlo en busca de una comunicación de valor, calidad y rentable. Hasta el próximo sábado, si Dios quiere... Y vuela alto. 

Entradas populares de este blog

Lecciones de Bradlee sobre periodismo, denuncias y periodistas necesarios

"El fundamento del periodismo es buscar la verdad". Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee que fallecía esta semana a los 93 años. El presidente de Estados Unidos Barack Obama decía de él: "Para Benjamin Bradlee, el periodismo era más que una profesión: era un bien público vital para nuestra democracia". Otro testimonio de valor es el de Jill Abramson, que fue editora ejecutiva del "New York Times": "Era su gran fuerza de carácter y sus agallas bajo fuego lo que lo hicieron indestructible (... ) supuraba periodismo por todos los poros". Pero destacan las palabras que le dedica "The Washington Post", su periódico: "Valiente, tenaz, inolvidable". Su muerte nos ofrece como legado un periodismo objetivo, veraz, plural, honrado, valiente, responsable y humano que instauró en "The Washington Post". Adjetivos clave que hoy en día no entienden (o no quieren entender) demasiados editores, directore…

Apasionados por el Periodismo

"Digan lo que digan, pocas profesiones son tan apasionantes... Una forma de vivir, una forma de soñar, una forma de amar, una forma de luchar, una forma de esperar, una forma de servir... Marc, Javier, Ricardo, por ellos, por las buenas historias, porque donde haga falta una voz, hará falta un periodista". Es un mensaje del movimiento #celebratingjournalism que surge en el evento "Conversaciones con" que se ha desarrollado esta semana en Madrid, promovido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra con motivo del patrón de los periodistas (San Francisco de Sales). Ahí se busca "celebrar la profesión, pensar sobre ella, unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Aquí puedes ver el vídeo:

Periodismo con mayúscula: periodistas asesinados y documental sobre reporteros gráficos de guerra

Frente al periodismo frívolo, corrupto y perverso, existe el Periodismo con mayúscula. El que desarrollan a diario miles de compañeros y compañeras periodistas cuando defienden y ejercen el derecho a la información con rigor, honradez, valentía y responsabilidad. Un derecho fundamental y básico para reclamar otras libertades y para que se cumplan otros derechos esenciales del ser humano. Este es el doloroso balance que ofrece la Federación Internacional de Periodistas (FIP): en lo que llevamos de año, 32 profesionales han sido asesinados/as en todo el mundo. Afganistán, India, México, Yemen, Pakistán, Irak, Siria, Brasil, Guinea, Filipinas, Turquía y Venezuela son los países en los que se han registrado esas muertes violentas. En 2015 fueron 115 las vidas truncadas. En 2014, 135 y en 2013, 123. Aquí tienes la información actualizada.

Cuatro reflexiones sobre periodismo actual: del miedo a la dignidad

Intimidar a profesionales de los medios de comunicación, culpar a los periodistas, hablar de actitudes subversivas, un presentador que dimite "en vivo"... Comenzamos estas cuatro reflexiones sobre el periodismo actual con unas demoledoras palabras: "Resulta evidente la voluntad de intimidar la prensa. Asistimos a un verdadero proceso de criminalización del periodismo de investigación sobre actividades secretas del gobierno". Son palabras de la abogada italiana Micòl Savia, portavoz la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIJD) que ha denunciado en la ONU la intimidación, persecución y hasta encarcelamiento de periodistas y funcionarios que destapan violaciones de derechos humanos en Estados Unidos.

Periodismo, redes sociales y publicidad para comunicar esperanza y vida: tres ejemplos

¿Sabes qué se siente cuando una persona muy cercana a ti se suicida? ¿Por qué y para qué lo hizo? Esas son las preguntas. Las respuestas podrían encontrarse mirando a nuestro alrededor. Resultan engañosas tantas risas, tanto ruido, tanto "selfie", tanto "me gusta". Lo real son continuas situaciones de tristeza, de angustia, de soledad, de desesperación... Frente a ese panorama desalentador, los profesionales del periodismo, de las redes sociales o de la publicidad y el marketing cuentan con la responsabilidad de tener en sus manos herramientas eficaces y eficientes para difundir el bien y combatir el mal. Para sembrar paz y alegría. Para comunicar esperanza y vida. Mientras, el partido continúa. ¿Vamos perdiendo por goleada? Calma. Queda la segunda parte para remontar. Y lo conseguiremos. Te invito a ver 3 ejemplos excepcionales (una enfermera, una artista y un psiquiatra) que nos animarán a batallar alegre y sin rendirnos para vencer en esta guerra vital.