Ir al contenido principal

Periodistas honestos frente a los vendidos o cómplices

¿Qué está sucediendo en Venezuela y Ucrania? ¿Dónde nos informamos? ¿Nos manipulan? ¿A quién creer? Y no tan lejos, en nuestra ciudad, ¿son exactas y completas las noticias que se difunden o son medias verdades? ¿Se publica todo contrastado o se ocultan datos y versiones? ¿Hay periodistas que se venden a ideologías o a unos intereses? ¿Existe el periodismo cómplice? Reflexionemos.



La honesta verdad sobre Venezuela y Ucrania

Venezuela y Ucrania están viviendo situaciones dramáticas con un mismo denominador común: la batalla por controlar a los medios de comunicación. Corte de emisiones, amenazas de expulsión, acosos, agresiones... Las consecuencias son que los lectores leen informaciones muy diferentes según del bando que las emita. Tales son los intereses y el grado de manipulación que un grupo de periodistas calificados como independientes han abierto dos plataformas a las que cualquiera puede acceder: Infovzla.com y Stopfake.org.


La primera se creó en febrero y publica "información responsable" sobre la situación que vive Venezuela y con un estricto control de verificación previo, según sus promotores. La segunda ha nacido en marzo como iniciativa de una escuela de Periodismo de Kiev (Mohyla School of Journalism). Podríamos decir que son la "última línea defensiva" ante el poder que trata de arrebatar a los ciudadanos el derecho a la información.

Precisamente, esa misma conclusión se ha reivindicado durante el XV Congreso de Periodismo Digital que se ha celebrado estos días en Huesca. Allí se ha dicho con acierto que "nunca se hablado con tanta pasión de lo que significa ser periodista". Unos profesionales que ahora (y siempre) serán especialmente necesarios como herramienta de control, pero que en la vida real tan complicado lo tienen (y lo tendrán).

Falso comunicador que manipula

Señalemos de una vez por todas a esos falsos compañeros que manipulan el periodismo como un medio para sus intereses o los de otros. Que son capaces de venderse sin escrúpulos, de dar la espalda o atacar a quienes no comparten su estrategia. Que ejercen un periodismo interesado, deformando conscientemente los hechos, ocultando, engañando, burlándose del pluralismo informativo. Es evidente que la objetividad pura es una utopía, pero sí existe una objetividad honesta, la del comunicador que muchas veces se equivocará, pero nunca mentirá. Así lo expresa con claridad Manuel Aguilera, periodista y doctor en Periodismo en el CESAG en un artículo publicado hoy en "El Mundo":


El periodismo militante

La ideología que debe priorizar todo periodista debe ser la propia del periodismo "con valores como la verdad, los derechos humanos, la democracia, el interés público y el contrapoder. Los que la ejercen no tienen etiquetas, y no se sabe bien si son de izquierdas o derechas. Son los que se han peleado con todos y ningún partido o sindicato acaba fiándose de ellos porque han dejado de masajearles en algún momento. Eso es periodismo, lo demás son relaciones públicas, Orwell dixit. Aborrezco al periodista militante porque en el momento de la verdad no ejercerá la función social del periodismo. Es fácil reconocerlos. Déjenles elegir entre defender a un compañero periodista o a un camarada. Cogerán el segundo sin dudarlo, tenga o no razón".

Es el momento de seguir recordando a los periodistas españoles Javier Espinosa (redactor del periódico "El Mundo") y Ricardo García Vilanova (fotógrafo freelance) que cumplen ya medio año secuestrados en Siria.

¿Y tú? ¿Conoces algún periodista vendido o cómplice? ¿Estás de acuerdo con defender y practicar la objetividad honesta? Anímate a comentar o compartir estas reflexiones. Además, te invito a seguir este blog o compartirlo en busca de un Periodismo y una Comunicación de valor, calidad y rentable. Hasta el próximo sábado, si Dios quiere... Y vuela alto.

Entradas populares de este blog

Lecciones de Bradlee sobre periodismo, denuncias y periodistas necesarios

"El fundamento del periodismo es buscar la verdad". Es una de las frases más conocidas del ya legendario Ben Bradlee que fallecía esta semana a los 93 años. El presidente de Estados Unidos Barack Obama decía de él: "Para Benjamin Bradlee, el periodismo era más que una profesión: era un bien público vital para nuestra democracia". Otro testimonio de valor es el de Jill Abramson, que fue editora ejecutiva del "New York Times": "Era su gran fuerza de carácter y sus agallas bajo fuego lo que lo hicieron indestructible (... ) supuraba periodismo por todos los poros". Pero destacan las palabras que le dedica "The Washington Post", su periódico: "Valiente, tenaz, inolvidable". Su muerte nos ofrece como legado un periodismo objetivo, veraz, plural, honrado, valiente, responsable y humano que instauró en "The Washington Post". Adjetivos clave que hoy en día no entienden (o no quieren entender) demasiados editores, directore…

Apasionados por el Periodismo

"Digan lo que digan, pocas profesiones son tan apasionantes... Una forma de vivir, una forma de soñar, una forma de amar, una forma de luchar, una forma de esperar, una forma de servir... Marc, Javier, Ricardo, por ellos, por las buenas historias, porque donde haga falta una voz, hará falta un periodista". Es un mensaje del movimiento #celebratingjournalism que surge en el evento "Conversaciones con" que se ha desarrollado esta semana en Madrid, promovido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra con motivo del patrón de los periodistas (San Francisco de Sales). Ahí se busca "celebrar la profesión, pensar sobre ella, unirnos con el fin de tomar las riendas de nuestro propio trabajo". Aquí puedes ver el vídeo:

Periodismo con mayúscula: periodistas asesinados y documental sobre reporteros gráficos de guerra

Frente al periodismo frívolo, corrupto y perverso, existe el Periodismo con mayúscula. El que desarrollan a diario miles de compañeros y compañeras periodistas cuando defienden y ejercen el derecho a la información con rigor, honradez, valentía y responsabilidad. Un derecho fundamental y básico para reclamar otras libertades y para que se cumplan otros derechos esenciales del ser humano. Este es el doloroso balance que ofrece la Federación Internacional de Periodistas (FIP): en lo que llevamos de año, 32 profesionales han sido asesinados/as en todo el mundo. Afganistán, India, México, Yemen, Pakistán, Irak, Siria, Brasil, Guinea, Filipinas, Turquía y Venezuela son los países en los que se han registrado esas muertes violentas. En 2015 fueron 115 las vidas truncadas. En 2014, 135 y en 2013, 123. Aquí tienes la información actualizada.

Cuatro reflexiones sobre periodismo actual: del miedo a la dignidad

Intimidar a profesionales de los medios de comunicación, culpar a los periodistas, hablar de actitudes subversivas, un presentador que dimite "en vivo"... Comenzamos estas cuatro reflexiones sobre el periodismo actual con unas demoledoras palabras: "Resulta evidente la voluntad de intimidar la prensa. Asistimos a un verdadero proceso de criminalización del periodismo de investigación sobre actividades secretas del gobierno". Son palabras de la abogada italiana Micòl Savia, portavoz la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIJD) que ha denunciado en la ONU la intimidación, persecución y hasta encarcelamiento de periodistas y funcionarios que destapan violaciones de derechos humanos en Estados Unidos.

Periodismo, redes sociales y publicidad para comunicar esperanza y vida: tres ejemplos

¿Sabes qué se siente cuando una persona muy cercana a ti se suicida? ¿Por qué y para qué lo hizo? Esas son las preguntas. Las respuestas podrían encontrarse mirando a nuestro alrededor. Resultan engañosas tantas risas, tanto ruido, tanto "selfie", tanto "me gusta". Lo real son continuas situaciones de tristeza, de angustia, de soledad, de desesperación... Frente a ese panorama desalentador, los profesionales del periodismo, de las redes sociales o de la publicidad y el marketing cuentan con la responsabilidad de tener en sus manos herramientas eficaces y eficientes para difundir el bien y combatir el mal. Para sembrar paz y alegría. Para comunicar esperanza y vida. Mientras, el partido continúa. ¿Vamos perdiendo por goleada? Calma. Queda la segunda parte para remontar. Y lo conseguiremos. Te invito a ver 3 ejemplos excepcionales (una enfermera, una artista y un psiquiatra) que nos animarán a batallar alegre y sin rendirnos para vencer en esta guerra vital.